Juan Carlos Mortensen Capeón del Mundo de Póquer

“…y ganó trescientos millones de pesetas y el título de campeón del mundo  más joven de la historia del póquer…”

Seguimos contándoos anécdotas y aventuras de Los Pelayos, esta vez en el mundo del póquer.

Gonzalo relata así, en el libro, su relación con Juan Carlos Mortensen “…Juan Carlos no fue propiamente un Pelayo. No pertenecía a la flotilla y ni siquiera lo conocía en nuestra intensa época ruletera, pero desde que apareció formábamos una especie de equipo tanto en el local de póquer de la calle Montera como en los demás sitios de Madrid. De todas las que conozco, es la persona que más se interesaba por el juego de manera abstracta. Ya jugaba muy bien al billar, y sobre todo al ajedrez, cuando empezó a estudiar el póquer. Hace muy poco estuvimos charlando en mi casa de Madrid, empezado ya este libro, de cuestiones teóricas, siempre relacionadas con el juego. En diferentes momentos Cecilia, él y yo hemos jugado en las mismas salas, no en las mismas mesas, de Las Vegas, Los Ángeles o en varios casinos ribereños al Mississippi. Por todo eso, cuando vi que eliminaba a todos los jugadores y se quedaba mano a mano con un conocido profesional americano al que doblaba en cantidad de fichas, me sentí como cuando iba en volandas por las calles de Nueva Orleans tras conocer que la flotilla había desbancado al casino de Viena sin mi participación…”

“…Cuando analizamos la jugada meses después, ya en España, vimos que era correcto incluso suponiéndole  al rival la mejor jugada, pareja de ases (era lo que llevaba), las posibilidades estaban a la par y además a Mortensen le sobraban fichas. Era como un cara o cruz. Después de una carta neutra (un ladrillo), salió un nueve de diamantes en el último lugar, ligó la escalera —su única jugada en toda la noche— y ganó trescientos millones de pesetas y el título de campeón del mundo  más joven de la historia del póquer…”

03_15_2016-lp-imagen-post

 

En este enlace podéis ver la Mano en la Final Word Series Of Poker 2001 momento en el que Juan Carlos Mortensen se proclama Campeón.